Por falsos positivos Fiscalía acusa a dos excomandantes del Batallón Vencedores


Add this to your website

La Fiscalía General de la Nación acusó a dos ex comandantes del Ejército en Cartago por ejecuciones extrajudiciales. Se trata del coronel José Alejandro Besil y al mayor Jimmy Antonio Coral Burbano, ambos oficiales en retiro.

Según el comunicado de la Fiscalía, la frase "El Ejército no necesita capturas, sino bajas”,  pronunciada por el entonces comandante del Batallón No. 23 Vencedores de Cartago, coronel José Alejandro Forero Besil, permitió iniciar una investigación para esclarecer la muerte de Deibi David Orozco Útima, de 22 años, y de Heber Antony Palacio, de 15 años, quienes aparecieron muertos en la carretera que de Cartago conduce a Cali (Valle del Cauca), en inmediaciones de la vereda Monín.

Los hechos ocurrieron el 14 de mayo de 2005, cuando los dos jóvenes fueron sacados de la finca El Bosque por soldados del pelotón Bastión No 4, al mando del Teniente Julián García Peña, en el marco de una presunta operación contra guerrilleros de las Farc. Los testigos aseguraron que los jóvenes trabajaban como labriegos en la finca y fueron llevados por la carretera en donde los soldados simularon un combate. Horas después aparecieron muertos.

Para la Fiscalía los testimonios y aceptación de cargos del Cabo Segundo del Ejército, Hildebrando Antonio Andica y del soldado Mauricio Alberto Tabares Rincón, permitió al ente investigador acusar al coronel (r) José Alejandro Besil, y al mayor (r) Jimmy Antonio Coral Burbano, entonces director de operaciones y tercero en la línea de mando de esa guarnición militar, como coautores de doble homicidio en persona protegida.

Durante la acusación, la Fiscalía estableció que “la muerte de las víctimas no obedeció a un combate con la tropa sino que su deceso fue el resultado de acciones dolosas por los militares que se encontraban en el terreno de los acontecimientos”.

Ambos oficiales, actualmente en uso de buen retiro, se encuentran detenidos. El coronel Forero Besil permanece recluido en el Batallón de Policía Militar No 13 de Bogotá, y el mayor Coral Burbano está en las instalaciones del Batallón No 8, “Francisco Javier Cisneros”, ubicado en Montenegro (Quindío).

VER COMUNICADO DE LA FISCALÍA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar