El peligroso juego de "La Ballena Azul"


Add this to your website

Un peligroso juego en redes sociales que incita al suicidio ya cobra las primeras víctimas en el país, en el Valle del Cauca las autoridades están en alerta, una niña de 13 años se quitó la vida en el municipio de San Pedro, centro del departamento.

Se trata del llamado "juego de a Ballena Azul" que, através de grupos en Facebook, Whatsapp y correo electrónico, retan especialmente a adolescentes a cumplir con 50 pruebas, durante 50 días, la última finalmente es el suicidio.

En el municipio de San Pedro, centro del Valle del Cauca,  ya se conoció el primer caso, la niña de 13 años, se ahorcó y sólo dejó un mensaje pidiendo perdón a sus familiares. Según la madre de la menor, solo se enteró del escabroso juego cuando ya fue muy tarde "Es un juego muy metódico, casi imperceptible, ella era una niña de su casa, alegre, y en 50 días el cambio fue mínimo, solo me preguntó si se podía comer 30 huevos en un día, otro día me dijo que necesitaba un lazo para educación física y otro que le dibujara yo una ballena en una hoja ¿quién se puede imaginar que esto lleve a acabar con su vida? mi hija ni siquiera tenía celular, tomaba el mío cuando yo dormía", contó la madre que aun no sale de la consternación por la pérdida de su hija.

También advirtió que este es un problema social:  "no es verdad que mi hija tuviera problemas en la casa o en el colegio, esto es un problema social, a cualquiera nos puede pasar, a mi hija le lavaron el cerebro y le vendieron esa idea, quien yo enterré no es mi hija, es lo que hicieron con ella los de ese juego".

Según el párroco de la iglesia San Pedro Apóstol, Hernán Darío Ospina Zapata,  el Jueves Santo dos adolescentes, de 13 y 14 años, intentaron quitarse la vida en ese municipio.

Ante el caso, la gobernadora Dilian Francisca Toro propuso restringir el uso de los celulares en las instituciones públicas educativas como medida para que los estudiantes tengan mayor concentración en sus clases, mejoren su aprendizaje y no desvíen su atención hacia este y otra clase de juegos que atentan inclusive contra su vida.

“Dado los últimos acontecimientos, que por un juego en internet los jóvenes y los niños se están presentando suicidios, uno en Caquetá, otro en Santander y hay sospechas de algunos en el Valle del Cauca, queremos llamarle a la atención a los profesores, rectores y coordinadores para que restrinjan el uso de celulares en su salón de clase”.

La Mandataria indicó, además, que les pedirá a los organismos de seguridad ejercer control en los centros de enseñanza.

Así es el juego

A través de grupos de Facebook les envían mensajes a niños y jóvenes invitándolos a completar una serie de 50 'retos', que van desde tatuarse una ballena en el brazo hasta atentar contra sus vidas.

La peligrosa actividad, que ya ha cobrado la vida de 130 menores de edad en el mundo, habría nacido en Europa, pero se ha extendido por varios países de Latinoamérica.

"La 'ballena azul" es un juego cerrado, es decir, su acceso no es público. Quienes están detrás de esto, colocan mensajes como: 'juega a la ballena azul', 'únete a nosotros' o '¿estás estresado?, juega la ballena azul'.

Entre los retos a ser superados hay algunos simples, como dibujar una

ballena en un papel y otros más mórbidos, como cortar los labios, hacerse un agujero en la mano, tatuarse una ballena en el brazo con una lámina o pasar 24 horas sin dormir viendo películas de terror.

Los participantes deben mandar pruebas gráficas de que han realizado y cumplido con las pruebas.

Padres a estar atentos

Para Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red PaPaz, lo primero que deben hacer los padres de familia al detectar cualquier contacto con juegos en internet que induzcan al suicidio es denunciar y reportar a las autoridades.

“No nos quedemos en generar una gran alarma con el tema. Este tipo de juegos en internet siempre han existido, lo importante es saber qué hacemos con esta información y cómo nos convertimos en personas de confianza con nuestros hijos”, dijo Piñeros, quien agregó que los padres pueden hacer sus denuncias en la página www.teprotejo.org o en la línea 141.

Los padres deben vigila y tener acceso a los contenidos y conexiones que comparten sus hijos, estar atentos a cambios de comportamientos, pedidos extraños y los lugares que visitan.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar