INTERNACIONAL

Un mes después del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que golpeó a Ecuador no deja de temblar.


“La naturaleza nos está poniendo a prueba”, afirmó el miércoles el presidente Rafael Correa, después de los dos sismos de 6,8 grados en la costa pacífica que volvieron a poner la incertidumbre en la cabeza de los ecuatorianos y de los sobrevivientes y afectados que intentan reconstruir sus vidas en Manta, Pedernales, Portoviejo, Jama y San Vicente, las zonas más afectadas en la provincia de Manabí.

 

Las cifras que dejó el movimiento telúrico del pasado 16 de abril muestran la magnitud de la tragedia: 661 personas murieron, cifra que subió esta semana con el hallazgo de un cuerpo bajo los escombros en el sector comercial de Tarqui, en Manta.

En total, 113 personas fueron auxiliadas por cuerpos de rescate y todavía hay 13 desaparecidos. Según ha estimado el Gobierno, se necesitan unos 3.000 millones de dólares para la reconstrucción –lo que equivale a un tres por ciento del PIB–. Además se perdieron cerca de 24.800 empleos, más de 1.523 réplicas han tenido lugar y 29.000 ecuatorianos están en albergues provisionales.

Por eso Correa no dudo en calificar el desastre como la “peor tragedia” en las últimas siete décadas en el país, al recordar en Pedernales, con un minuto de silencio, a las víctimas del terremoto. Como homenaje, allí ondea ahora una bandera de Ecuador de 150 metros cuadrados, cuya asta de 30 metros de altura pesa siete toneladas.

En esa ciudad costera, epicentro del terremoto, varios de los sobrevivientes todavía tienen miedo por el recuerdo que les dejó el movimiento telúrico que les cambió la vida en 42 segundos. “Todavía siento el temor cuando llega la tarde porque yo vi morir muchos niños”, dijo Paola Mera, una mujer de 21 años que no se siente capaz de salir del albergue Nueva Esperanza.

Pero también hay quienes buscan nuevas alternativas para encontrar una rutina en medio de las demoliciones coordinadas por el Gobierno. Al menos el 60 por ciento de los pequeños negocios que existían en Pedernales ya están funcionando, ya que la prioridad en la ciudad es la reactivación del sector productivo, especialmente el camaronero que, de acuerdo con el ministro del Interior, José Serrano, es la mayor fuente de trabajo.

“La gente ya se está activando de nuevo en sus trabajos diarios. Se siente un poco más de ánimo, y eso lo llena a uno, ver que el pueblo está tomando el ritmo habitual”, afirmó Ángel Chicaiza, propietario de uno de los restaurantes del malecón.

Los turistas han ido regresando a esa ciudad para presenciar con sus propios ojos el impacto del terremoto en Pedernales, donde la mayoría de los edificios y casas se cayeron.

“Me da mucha pena, lo que más me duele era la gente que vivía aquí. Tengo que darles ánimo, no puedo ser indiferente a ello”, señaló Geovany Lozada, de 60 años.

Medidas económicas

Aunque el Gobierno no se ha atrevido a dar una cifra exacta de lo que costará la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto, la Asamblea Nacional ya le dio luz verde a la ley Solidaria, impulsada por el Ejecutivo, y que tiene como objetivo recaudar entre 650 y 1.000 millones de dólares a partir de la generación de contribuciones, impuestos e incentivos tributarios y la elevación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12 al 14 por ciento. Además, Correa anunció un programa de vivienda para los damnificados.

Pero para enfrentar la crisis todavía queda un camino largo. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció que aún hay zonas afectadas en las que se necesita ayuda humanitaria importante para los damnificados, que perdieron sus casas y sus familiares.

En total, el terremoto desplazó a 73.000 personas, dejó a unas 500.000 en necesidad de asistencia alimentaria; a 1,2 millones con acceso limitado a servicios de salud, a cerca de 350.000 con interrupción del servicio de agua y a 100.000 niños y adolescentes que necesitan apoyo psicosocial.

Ecuador cambió y ahora la prioridad es enfocarse en la reconstrucción del país, aunque todavía las réplicas del terremoto no lo dejan desprenderse del miedo de que la tragedia se repita.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Terremoto de magnitud 7,8 en la zona costera de Ecuador deja más de 500 muertos

Más de 500 personas murieron víctimas de un fuerte terremoto de magnitud 7,8 registrado el sábado en la provincia de Manabí, en el noroeste de Ecuador, según reportaron las autoridades.

El viceministro de Interior Diego Fuentes advirtió además que el número puede crecer, ya que los rescatistas están perdiendo la esperanza de encontrar supervivientes cinco días después del sismo.

2.000 personas no han sido aún localizadas y unas 20.000 se quedaron sin casa.

También hay miles de heridos y desplazados.

Cientos de trabajadores de emergencia llegaron desde Colombia, México, El Salvador, España y otros países.

Con el paso de las horas crecen los temores por la situación de las personas dejadas sin hogar por el sismo, la falta de agua potable y las enfermedades que puedan surgir.

VIRUS DEL ZIKA

Zika: abecé del virus que suma 13.531 casos en Colombia

¿Cómo se transmite?

A través de la picadura de la hembra del 'Aedes aegypti' infectado con el virus. Vale anotar que este mosquito, que también transmite la fiebre amarilla, el dengue y el chikunguña, vive en cerca del 86 por ciento del territorio nacional, por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar (en 951 municipios). Por eso se dice que cerca de 22 millones de personas que habitan en esas zonas están en riesgo de adquirirlo.

¿Cuáles son sus síntomas?

Son esencialmente cuatro: fiebre, enrojecimiento de los ojos (conjuntivitis no supurativa), dolor muscular y articular moderado y, en algunos casos, brote leve en la piel. Hay que aclarar que a veces los síntomas son tan leves, que la gente no nota que estuvo infectada. (Lea: Extreman medidas para proteger a embarazadas con el virus del Zika)

¿Cómo evoluciona el zika en el cuerpo?

Después de picada la persona, el virus empieza a incubarse y se estima que los primeros síntomas aparecen entre tres y seis días después. Pueden mantenerse hasta por una semana.

¿Cuáles son sus complicaciones?

Siempre se pensó que los síntomas eran menores y pasajeros. Aunque se habían referenciado complicaciones neurológicas, las altas incidencias de microcefalia fetal y Guillain-Barré pusieron en alerta a todo el mundo.

¿Quiénes están en riesgo de infectarse?

Están en riesgo todas las personas expuestas, es decir, aquellas que viven o visitan las zonas donde circula el virus y hay presencia del mosquito. Eso no quiere decir, sin embargo, que todas las personas se van a enfermar. Lo mejor es estar alerta y hacer lo posible por prevenir. (Además: Investigan posible caso de microcefalia relacionada con zika)

¿Hay vacuna?

No, tampoco hay cura de otra naturaleza. El tratamiento consiste en prevenir la infección y manejar los síntomas cuando se presenten.

¿Se puede uno volver a enfermar de zika?

No, la primera infección genera anticuerpos contra el virus.

¿Es posible que uno enferme de chikunguña y zika al mismo tiempo?

Si lo pican dos mosquitos, cada uno infectado con diferente virus, sí es posible.

¿Se transmite de persona a persona?

No. La infección se adquiere a través de la picadura del mosquito portador del virus.

Complicaciones que preocupan

A medida que avanza la epidemia de zika en América Latina, crece la evidencia que vincula la infección con este virus durante las primeras etapas del embarazo, con fetos y recién nacidos con microcefalia. De igual forma se reafirma la sospecha de que este agente aumenta el riesgo, en todas las edades, de sufrir síndrome de Guillain-Barré.

Con respecto a la microcefalia hay que decir que es producto de una alteración neurológica que impide el crecimiento del cerebro en las primeras etapas del embarazo. De acuerdo con Gustavo Castro, miembro de la Asociación Colombiana de Neurología, aunque no se ha establecido de manera concreta la forma como actúa el zika en estos casos, se presume que el virus es capaz de detener el ritmo de crecimiento del cerebro, por lo cual el cráneo no se desarrolla.

Dependiendo del daño, esto puede producir alteraciones en niños, después del nacimiento, que van desde problemas en el movimiento, la sensibilidad, hasta retardos marcados en el desarrollo integral y cognitivo.

Brasil atraviesa por un drama. Sus casos de microcefalia pasaron de 150 reportados en el 2014 a 3.900 desde octubre del 2015 hasta la fecha.

También preocupa el síndrome de Guillain-Barré. El neurólogo Castro los describe como un daño que se produce en los nervios periféricos del cuerpo (los que están fuera del cráneo y la médula): “Tal daño desemboca, entre otros síntomas, en una parálisis progresiva que puede afectar gravemente los músculos respiratorios”, señala el especialista. Y agrega que esto ocurre “porque al parecer el virus induce una reacción equivocada de las defensas del cuerpo, que terminan atacando estas estructuras”. Colombia estudia 12 casos sospechosos del síndrome, también en relación con el zika.

‘Turismo no se ha afectado’

Aunque no hay señales que permitan pensar que el turismo nacional haya sido impactado negativamente por causa de la diseminación del zika, sí preocupa el efecto que puedan tener alertas como las emitidas por Estados Unidos y Chile, que instaron a sus mujeres en embarazo (o que buscan estarlo) a no visitar países con presencia de la enfermedad, como Colombia. (Además: Presentan lineamientos de atención clínica para gestantes con zika)

Sandra Howard, viceministra de Turismo, interpreta estas alertas como un “exceso de celo, aun cuando se entiende que esos países quieran brindarles las mayores condiciones de seguridad a sus connacionales”. También insistió en que, de momento, no hay ninguna alerta o prohibición de visita a zonas específicas del país.

En ese orden de ideas, la Viceministra señala que el sector no tiene una estrategia específica para abordar el tema, distinta a difundir permanentemente, y por distintos canales, información de prevención. (Lea:Vigilancia especial a embarazadas con casos sospechosos de zika)

Tome estas precauciones

1. No eche en saco roto las recomendaciones de las autoridades: si vive en las zonas de riesgo, o las visita con frecuencia, lo aconsejable es evitar embarazos, por lo menos hasta que se estabilice la epidemia a fines de julio. Si ya está embarazada y vive en esos sitios, consulte a su médico enseguida.

2. Ayude a controlar los moscos. Las larvas del ‘Aedes aegypti’ proliferan en aguas quietas y limpias, así que elimine todo reservorio inútil (incluidos los floreros) y tape albercas, piscinas y agua de consumo.

3. Ponga anjeos y filtros en las ventanas y puertas, duerma bajo toldillos, use repelentes, vista ropa fresca, pero que cubra la mayor parte del cuerpo, y fumigue con previa asesoría. Todo lo que pueda hacer para mantener a raya el mosquito, hágalo.

4. Mucho ojo. Si presenta fiebre severa, dolores de cabeza, musculares y articulares, no importa su intensidad; pérdida de movimiento, así sea mínima; hormigueos en el cuerpo y alguna alteración durante el embarazo, por leve que sea, consulte de inmediato a su médico.

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/virus-del-zika-en-colombia/16490113

Más artículos...